LA PLACENTA, GRAN COMPAÑERA

 

IMG_3821pk

La primera vez que oí que la placenta podía prepararse para la recuperación en el post parto me sentí muy atraída, seguramente por ese acercamiento a la naturaleza, como el resto de mamíferas al tomársela tras el parto, y quizá también porque me atrae su forma, sus funciones y su color. La naturaleza es sabia y un órgano que sale tan entero, aún latiendo, con buen olor y tan bonita, creo firmemente que aún no ha acabado su misión tras el alumbramiento.

De mis dos partos recuerdo perfectamente el placer al salir las placentas, grandes, rojas y preciosas. Con ellas mi pareja preparó unos deliciosos batidos, junto con jugo de naranja y remolacha que ya teníamos para el momento. Recuerdo mi deseo de tomar batido, me sentaba genial, fresquito y dulce, tenía una necesidad imperial de tomarme solo batidos. Me tomé menos de los que me apetecían porque pensaba que era demasiado, ahora creo que tendría que haber seguido más a mi antojo, pero bueno, gracias a ello pude verlas casi enteras de nuevo, después de unas semanas al descongelarlas.

La placenta ha servido de cojín para nuestr@ bebe en gestación, a través de ella podemos nutrirl@, hacer intercambio de gases, ella tiene el circuito perfecto para que pueda el beb@ crearse en nuestro vientre, es un segundo corazón grande, tiene latido, creado única y específicamente para este momento, crear vida y acompañarla, permitiéndole la dosis de oxígeno, hierro y vitamina K necesaria para su colocación en este nuevo mundo. A la mamá le ayudará en la subida de la leche, a recomponerse del desgaste de nutrientes y a afrontar su nuevo estado, tan especial, que es el puerperio.

Existen diferentes maneras de beneficiarse de ella, la mama puede tomarla en juguitos, capsulas y homeopatía, esta ultima también se la puede tomar el beb@, pero también se puede guardar un bonito recuerdo de su presencia con “Arte orgánico” hacer un cuadro con su forma y textura, o bien hacer un acto de “devolverla a la tierra”, sembrada cerca de un árbol. Se puede hacer una cosa, varias, todo o nada, pero saber cual ha sido su función y que no es ningún desecho, a mi, me ha servido para valorar mas la sabiduría interna, esa que sin hacer nosotros “nada” nos da justo lo que necesitamos.

La preparación de la placenta para encapsularla es un pequeño ritual, cocinarla y colocarla para ser deshidratada, agradecerle todo su trabajo y lo que aún nos regala al tomarla. Tiene su proceso, depende de cómo se quiera, si cocinada al vapor como en medicina china o bien deshidratarla cruda. Las capsulas según sean tienen diferentes efectos, en medicina china se cocina junto con jengibre para calentar el cuerpo y recuperar la energía interna, en crudo en cambio producen un efecto energizante y excitante, estas últimas se recomienda no tomarlas más allá del mediodía porque cuesta conciliar el sueño. Las cocinadas van bien siempre para la recuperación de nutrientes, pero las crudas van muy bien para esos días en los que se necesita un empujón de energía, reconstituyente vitamínico, mineral y hormonal instantáneo. 😉

Para cubrir mis necesidades intelectuales más tarde descubrí que las hembras humanas tenemos el gen de la placentofagia llamado Mest/Peg1 y está en el cromosoma 7q32, que la placenta está cargada de vitamina K, la específica para que no se den hemorragias, especialmente tras el parto, también de hierro, de oxitócina y de una hormona llamada Lactógeno placentario que estimula la formación de leche materna.

Así que curiosamente o no, la intuición siempre nos guía por el camino correcto, y sobre todo en el embarazo.

Finalizo este pequeño escrito agradeciéndole a las placentas de mi vida, todo lo que hicieron, por mí, en el vientre de mi madre, por mis hijos durante el tiempo de gestación, nutriéndome en mis puerperios y lo que me siguen acompañando con la homeopatía.
Gran compañera es, la Placenta.

*Si sientes atracción por el tema puedes participar en un estudio que se realiza en canariasbiomedica.com

…y desde aquí, comparto mi experiencia.

Soy Esther

poderosaoxitocina@gmail.com

TLF: 646232307

 

Anuncios

One response to “LA PLACENTA, GRAN COMPAÑERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s